svg

¿Hablamos?

    Tarjetas revolving: bajan sus intereses pero siguen siendo peligrosas

    Al día / 6 mayo, 2020

    Las entidades financieras optan por rebajar los intereses de sus tarjetas revolving tras la sentencia del Tribunal Supremo.

    Tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que consideraba los intereses asociados a una tarjeta revolving usurarios, muchas entidades financieras han optado por rebajar los intereses de estas tarjetas ajustándolos en torno al 20%. Recordemos que en la mencionada sentencia, el Tribunal tomaba como referencia la media publicada por el Banco de España del 19,64% para decidir sobre si los intereses son usurarios o no.

    Ante este escenario, y aunque algunas entidades financieras y de crédito han optado por ocultar la comercialización de estas tarjetas de manera online, otras siguen comercializándolas rebajando su interés alrededor del establecido por los tribunales para no ser considerados como usurarios.

    No obstante, lo cierto es que las tarjetas revolving, independientemente del ajuste del interés asociado a ellas, siguen siendo un producto financiero peligroso.

    ¿Por qué evitar las tarjetas revolving?

    El propio funcionamiento de estas tarjetas puede llevarnos a caer en una espiral de sobreendeudamiento. Concretamente, su funcionamiento se diferencia de las tarjetas de crédito en que la devolución del dinero se puede aplazar más allá de final de mes. Además, la devolución de esa deuda está asociada al pago de unos intereses muy elevados que se realiza según cuotas pactadas y que en muchas ocasiones no llegan ni a cubrir los intereses generados.

    La Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) explicaba en un práctico y muy didáctico ejemplo cómo funcionan estas tarjetas. Así, “una deuda tipo contraída por importe de 1.000 euros amortizada con la cuota mínima que exige una de las tarjetas del mercado tarda en liquidarse 6 años y 10 meses con otros 1.000 euros pagados en concepto de intereses”. Esto genera, sin duda, un sobreendeudamiento de los clientes de estas tarjetas que se ven arrastrados en esta espiral durante años antes de poder liquidar la deuda contraída.

    Asimismo, estas tarjetas suelen estar asociadas a unas condiciones que, a priori, pueden parecer beneficiosas como no tener costes de emisión o renovación o no necesitar de garantías que aseguren el crédito del que se está disponiendo. Sin embargo, como hemos visto, la realidad de las mismas es muy distinta y conviene evitarlas.

    ¿Qué hacer si tiene una tarjeta revolving con intereses en torno al 20%?

    En estos casos no hay que perder de vista que las tarjetas revolving tienen que, al igual que cualquier otro producto financiero, cumplir con los controles propios de las condiciones generales de la contratación.

    En otras palabras, estas tarjetas deben pasar los controles de incorporación y transparencia del interés remuneratorio establecido en las mismas. Esto significa que todos aquellos afectados que no pueden acogerse a la Ley de Usura para conseguir la nulidad de sus contratos por no tener un tipo de interés mayor al 20%, pueden seguir demandando ante los tribunales por la falta de transparencia en la venta de estas complejas tarjetas.

    Si se encuentra en esta situación o tiene dudas sobre cuál es su situación, no dude en ponerse en contacto con nosotros en los números de teléfono 91 159 20 80 y
    630 661 625 o mediante el correo: info@afectadosfraudesfinancieros.es.
    Desde Afectados Fraudes Financieros estudiaremos su caso
    para ofrecerle la mejor solución.