svg

¿Hablamos?

    El drama de los microcréditos

    Al día / 17 febrero, 2020

    Sin nómina, sin avales y en menos de 24 horas. Así son los micropréstamos que están eclipsando el mercado de los préstamos en los últimos años.

    Los micropréstamos, también llamados créditos rápidos, se presentan como una forma de financiación rápida y sencilla. El funcionamiento es el siguiente, la entidad prestamista proporciona pequeñas cantidades de dinero a sus clientes (normalmente no superan los 1.000 euros) que estos tendrán que devolver, junto con los intereses, en un plazo muy corto de tiempo –entre uno y dos meses como regla general-.

    Estas entidades ofrecen sus servicios por teléfono o por internet, de forma que ni siquiera hay que salir de casa para obtener la cantidad de dinero que necesitas en un momento determinado, ya que –además- lo recibes en apenas 24 horas.

    Así, los microcréditos se posicionan como la alternativa idónea para todas aquellas personas que tienen necesidades puntuales de financiación y que no pueden o no cumplen los requisitos para acceder a la banca tradicional.

    Hasta aquí todo parece bueno.

    Pero lo que no cuentan estas entidades es que, después de uno o dos meses, la cantidad que deberás devolver supera con creces la cantidad que pediste. Y es que, la mayoría de estas entidades establecen una TAE (Tasa Anual Equivalente) superior al 1.000%. Si lo traducimos a números, podemos encontrarnos que, por un préstamo de 200 euros, podemos llegar a devolver la friolera de 700 euros. Y es que, la rapidez y la facilidad de estos microcréditos se paga a precio de oro.

    Los elevados intereses que ofrecen estos microcréditos suponen, además, un grave riesgo de sobreendeudamiento para aquellas personas que se encuentran en una situación vulnerable. Tal es el caso de personas que necesiten dinero para un tratamiento médico, para el pago de bienes de primera necesidad o, incluso, para amortizar otros préstamos que han solicitado con anterioridad.

    No son pocas las personas que entran en una espiral infinita de microcréditos, contratándolos con el fin de poder pagar los anteriores.

    Si este es tu caso, la solución pasa por acudir cuanto antes a un profesional de derecho financiero.

    Contacta con Afectados Fraudes Financieros para que devuelvas única y exclusivamente la cantidad que pediste.
    Escríbenos a info@afectadosfraudesfinancieros.com o llámanos al 91 159 20 80
    .