svg

¿Hablamos?

    El Tribunal Supremo tumba la comisión por descubierto

    Al día / 20 noviembre, 2019

    Todos coincidimos en que, en alguna ocasión, hemos tenido un despiste con nuestra cuenta bancaria, dejándola sin saldo y abonando después de la famosa “comisión por descubierto” que, normalmente, asciende a 30 euros.

    Se trata, una vez más, de una comisión abusiva que cobran las entidades bancarias a sus clientes. Y es que, esta comisión existe para compensar al banco por las gestiones que ha tenido que realizar para recuperar la deuda impagada, a pesar de que esta se abone a los pocos días.

    Para que este cobro sea válido, debe figurar en el contrato, además de cumplir con cuatro requisitos que establece el Banco de España: que la comisión esté vinculada a una gestión real de recobro; que no sea cobre más de una vez por el mismo saldo negativo; que la cuantía sea única; y que no se aplique de forma automática.

    El Supremo anula esta comisión

    El pasado 29 de octubre, el Alto Tribunal dictó sentencia que anula una comisión por descubierto en cuenta por considerarla abusiva.

    Esta resolución considera que la entidad bancaria –Kutxabank en este caso- no cumple con las exigencias establecidas por el Banco de España. En concreto, pasaba por alto el requisito de que esta comisión no debe aplicarse más de una vez sobre el mismo saldo deudor; y que no debe ser una comisión automática y no negociada con el cliente.

    Así, el Tribunal Supremo ha despojado la penalización de 30 euros en concepto de reclamación de posición deudora.

    Además de ello, el Supremo considera que no es lo mismo mantener una situación de descubierto durante un día o durante, por ejemplo, diez, pues no queda claro los gastos y gestiones que ha tenido que llevar a cabo el banco para solventar esa situación de impago de deuda: “no es lo mismo hacer una simple llamada de teléfono que enviarle una carta por correo certificado, enviar un burofax o hacer un requerimiento notarial”.

    Concluye el Supremo que estos 30 euros se conciben como una sanción y que, además, resulta “redundante” con los intereses de demora.

    Además, el tribunal trae a colación la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 3 de octubre de 2019 (caso Gyula Kiss), que establece que “habida cuenta de la protección que la Directiva 93/13 pretende conceder al consumidor por el hecho de encontrarse en una situación de inferioridad con respecto al profesional, tanto en lo que respecta a la capacidad de negociación como al nivel de información, es importante que la naturaleza de los servicios efectivamente proporcionados pueda razonablemente entenderse o deducirse del contrato en su conjunto. Además, el consumidor debe poder comprobar que no hay solapamiento entre los distintos gastos o entre los servicios que aquellos retribuyen”.

    Así todo, el tribunal considera que la abusividad viene dada por el hecho de que supondría “sumar a los intereses de demora otra cantidad a modo de sanción por el mismo concepto”.

    A pesar del fallo de esta sentencia, esto no quiere decir que todas las cláusulas de comisión por descubierto por abusivas, sí que abrirá la puerta a una lluvia de reclamaciones contra los bancos, para reclamar las cantidades que han cobrado en concepto de “comisión por descubierto”.

    No dudes en contactar con nosotros en info@afectadosfraudesfinancieros.es si este es tu caso.